La importancia del micro chip

20.07.2014

El microchip es un dispositivo pequeño, aproximadamente del tamaño de un grano de arroz, que se inserta bajo la piel de los animales domésticos. Cada microchip contiene un número que se asocia con los datos del dueño del animal, de modo que éste queda claramente identificado.

A partir del mes y medio de vida del animal, el microchip puede ponerse en cualquier momento. No causa ningún tipo de problema o molestia al animal, se pone de forma rápida y totalmente indolora, de modo semejante al de una vacuna. El tiempo medio de vida del microchip es de 20 a 25 años, lo que es suficiente para cubrir todo el período de vida de la mascota.

Aunque no es lo habitual, puede ser que el microchip se desplace o incluso se desactive, es por ello que siempre que se visite al veterinario es recomendable que éste use el lector para comprobar que todo es correcto.

El uso del microchip además de muy recomendable, es obligatorio en el caso de perros, gatos, caballos, hurones, guacamayos, loros y cerdos vietnamitas; salgan o no de casa.

Entre las diversas funciones que cumple el microchip la más importante de ellas es la de identificar al animal. El microchip es la única forma a través de la que se puede asegurar legalmente que un animal corresponde a una persona, lo que es especialmente importante en caso de que el animal se pierda.

Además de ayudar a identificar legalmente al dueño del animal, el microchip puede ser muy útil para las autoridades sanitarias, que pueden saber rápidamente si un animal está infectado y avisar rápidamente a sus dueños en caso de que haya causado o sufrido algún daño.

Hay que tener claro que un microchip no es un GPS, es decir, no va a indicar donde está la mascota extraviada o robada pero es la única forma fiable que existe de ratificar que un animal encontrado o recuperado corresponde verdaderamente a quien afirma ser su dueño. Por ello, en caso de extravío o robo del animal es preciso contactar con el registro de identificación animal de la Comunidad Autónoma que corresponda para dar aviso de la desaparición.